Lambiris con el Gurí, Werner con Armellini