El comunicado de la ACTC